Día 12: Punxsutawney, Washington D.C

DSCN3319
Pittsburgh, PA => Punxsutawney, PA => Washington D.C

DSCN3294

Cual Marty McFly de 1985 evitando a su homólogo de 2015, y por tanto a riesgo de romper el contínuo espacio-tiempo y provocar las más imprevisibles desgracias encontrándose con uno mismo en medio de una falla temporal de espacios cuánticos, este blog asume hoy con las dosis necesarias de valentía y friquismo la titánica tarea de mirarse en el espejo, de culminar la búsqueda, de encontrar su lugar en el mundo bajo forma de madriguera: Punxsutawney, hogar de La Marmota Phil, queda a 80 millas de Pittsburgh; o 128 kilómetros; o la distancia en la que se miden los héroes. Un camino de carreteras rústicas y estrechas en las que de vez en cuando es preciso adelantar a carros de caballos de familias amish mientras se evita el gran número de (sí) marmotas atropelladas que yacen en la calzada. Mal fario.

Pero el pueblo recompensa al bravo viajero a su entrada: el cartel de bienvenida reza modestamente: “Welcome to the weather capital of the world”, una bilbainada que por sí sola sirve para emparejar a los punxatoyanos con los pueblos de ambas márgenes del Nervión. La llegada también nos reserva una sorpresa: Atrapado el el tiempo, la película que hizo célebre a la marmota hasta en mi pueblo, no se rodó aquí, sino en Woodstock (Illinois) casi mil kilómetros más al oeste. No nos amedrentamos y nos adentramos en las calles (o más bien LA calle) de la capital meteorológica del mundo.

DSCN3303

Roma ofrece arte. París, elegancia. Milán, moda. Punxsutawney ofrece marmotas. Treinta y dos estatuas de marmotas, para ser exactos. Nada de mármol: corchopán, que por lo visto resiste mejor al frío. El punto de información turística (lo hay) ofrece mapas con la ubicación de todas ellas, revelando que los caminos del punxatoyano son inescrutables, pero también únicos: y es que casi todas las marmotas se agrupan en línea más o menos recta a lo largo de la calle principal. “Lo primordial en esta vida es tener una visión única y seguirla” debieron decir a alguien aquí alguna vez.DSCN3306

Nada más bajar del coche nos hemos hecho una foto con una de esas estatuas y dos lugareñas simpáticas se han mostrado súbitamente entusiastas de ver turistas sacando fotos con sus estúpidas (y venerables, ojo) marmotas. Ha sido nuestro primer gozoso contacto con la muy simpática concurrencia. Seguidamente hemos entrado a una tienda donde unas señoras cuya ocupación aparente parece ser la de estar allí charloteando sobre el tiempo todo el día nos han saludado efusivamente. Al decirles que veníamos de España e Italia se han mostrado extasiadas, y una de ellas ha apuntado para la posteridad la frase: “¿Italia? El hijo de mi marido fue allí hace quince años (aunque entonces no estábamos casados) y desde entonces siempre le digo que yo también tengo que ir”. Recuerden que entonces no estaban casados, y claro, así no podía ser.

La tienda ofrece un libro de visitas al viajero en el que hemos firmado con el texto “Hoy es el día de la marmota…. otra vez” , como no podía ser de otra manera.

El encuentro cuántico se ofrece en la plaza central del pueblo, que alberga el Phil’s Burrow, o madriguera de Phil, donde la venerable marmota dormita 364 días al año tras sus dos agotadores minutos anuales ejerciendo de vidente. Aquí estamos frente a frente, meciendo la conciencia en la intensidad del momento. Respiren, pronto pasará:

DSCN3293

Ya. Tras descubrir en la misma plaza un monumento de piedra dedicado sorprendentemente a una marmota nos adentramos en las afueras: sabemos por Atrapado en el tiempo que el festival anual del dos de febrero, en el que Phil predice las semanas que quedan para el fin del invierno, se celebra en Gobbler’s Knob. Sin embargo Gobbler’s Knob no es el quiosco de madera en el centro de una plaza principal que aparece en la película, sino una especie de casa rural situada a dos kilómetros (o catorce marmotas) del centro urbano.

Allí tiene lugar nuestro último encuentro con el entrañable color local: un lugareño que pasea al otro lado de la calzada nos grita al vernos sacar fotos: “¡Hola amigos! Por si estáis

DSCN3308

interesados, este sábado hemos organizado aquí un picnic dedicado a la marmota, ¿queréis venir?”. Nos hemos excusado diciendo que no estaríamos aquí el sábado. Ha dicho entonces algo incomprensible, sonriendo, y se ha ido. El punxatoyano es animal de costumbres. O costumbre. Atrapado en el tiempo no se rodaría aquí, pero que las gentes de Punxsutawney viven a su peculiar manera la misma jornada día tras día es una realidad.

DSCN3295Enfilamos después la carretera hacia Washington D.C, que no es Punxsutawney aunque tiene otro fuste y otro empaque. También una variedad monumental ligeramente más rica que la del pueblo de la marmota: aquí tiene estatua hasta el que fregaba suelos en las fragatas rumbo a Iwo Jima, más o menos.

Al margen de estas digresiones, y ya hablando más en serio, el Lincoln Memorial de Washington viene a ser el modelo ideal de las diversas maneras de rendir tributo a los símbolos nacionales. Un espacio perfecto de homenaje al hombre, a su obra y a su retórica, con el discurso inaugural de su segunda presidencia y la célebre alocución de Gettysburg grabadas en las paredes laterales. Bastante impresionante, qué quieren que les diga. Tras dar una vuelta por todo el National Mall nos acercamos lo más posible a la Casa Blanca, donde una manifestación de independentistas catalanes vuelve a confirmarnos que en Estados Unidos la sorpresa y el espectáculo acechan tras cualquier esquina. Al anochecer nos retiramos. Cena en Georgetown. Por la mañana saldremos hacia Philadelphia.

 

DSCN3343

Anuncios

Acerca de lamarmotaphil

Iker Zabala, ingeniero de telecomunicaciones, aficionado al cine, la música y la literatura y colaborador de la revista Jot Down. Me puse muy estupendo con los amigos, denostando con mucha suficiencia Twitter y otras "redes sociales" y jurando que jamás me abriría una cuenta ahí. He creado este blog para disimular y vencer el mono.
Esta entrada fue publicada en Cuadernos de viaje, Nueva Inglaterra, Canadá, Pensilvania, Washington D.C y Nueva York y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s